www.revista-fabricacion.com
Tsubaki Kabelschlepp

Portacables ESD

En la fabricación y el proceso de componentes electrónicos, la descarga electrostática (ElectroStatic Discharge, ESD) presenta una seria amenaza para la electrónica sensible. Además, la creciente miniaturización de los componentes semiconductores implica una sensibilidad aún mayor a la ESD.

Portacables ESD
La protección mejorada frente a la descarga electrostática es necesaria por tanto no sólo para los materiales y las herramientas utilizados, sino también para los portacables. Sin embargo esto puede realizarse durante la manipulación y el montaje tan sólo si los portacables de plástico utilizados tienen una resistividad superficial o volumétrica inferior.

Para lograrlo, KABELSCHLEPP se basa en la nanotecnología. El material empleado en los nuevos portacables ESD incorpora nanotubos de carbono (Baytubes® de Bayer MaterialScience). Los nanotubos de carbono son partículas tubulares de carbono de tamaño microscópico. Los átomos de carbono forman una estructura similar a la de un panal. La conductividad eléctrica de estos nanotubos viene determinada por los detalles de esta estructura. La conductividad eléctrica se ve aumentada gracias a la estructura de grafito en la superficie del material creada por los nanotubos de carbono como un añadido funcional. Tanto mejor para teoría.

Para el mundo real, esto significa que los nuevos portacables ESD de KABELSCHLEPP ahora son aún más conductores y con una resistividad superficial de ≤ 105 ohms superan de lejos los requisitos que contempla el estándar para ESD (DIN EN 61340). Gracias a la gran superficie específica y a la distribución extremadamente equilibrada de los nanotubos de carbono en el material portador, también se obtiene una buena conductividad en los puntos de contacto entre los enlaces de la cadena y por tanto a lo largo de toda la longitud del portador.

Una ventaja añadida es que, como consecuencia de la modificación del material reforzado con fibra con nanotubos, la estabilidad de los portacables también se ve incrementada.

Bien sea en la fabricación de chips, la producción de semiconductores, la fabricación de componentes electrónicos o la ingeniería solar, gracias a su baja resistividad superficial, los nuevos portacables ESD de KABELSCHLEPP no sólo reducen notablemente el riesgo de ESD, sino que también representan una inversión práctica para los futuros estándares.

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP