www.revista-fabricacion.com
Southco

Las soluciones de tecnología de posicionamiento aseguran la fiabilidad y reducen riesgos en el diseño de equipamiento médico

Jim Ford, Director de Gestión de Producto Corporativo en Southco

Las soluciones de tecnología de posicionamiento aseguran la fiabilidad y reducen riesgos en el diseño de equipamiento médico
El diseño con éxito de equipamiento médico implica prestar más atención a los componentes de diseño más pequeños para mejorar el confort, la eficacia y la satisfacción del operador.

Las tecnologías de posicionamiento, que son los mecanismos ajustables que sujetan o suspenden de manera segura las pantallas, puertas y paneles para un uso óptimo, son un componente clave del equipamiento médico de éxito. Aunque desde el punto de vista del usuario final solo sea una pequeña parte del diseño global, la facilidad de mover y ajustar el equipamiento puede desempeñar un papel muy importante para evaluar la calidad, fiabilidad y eficacia percibida del aparato. Ya que las soluciones de bajo rendimiento pueden contribuir al fracaso de un equipamiento por otra parte bien diseñado, los ingenieros deben centrarse en la incorporación de brazos de posicionamiento y soluciones de montaje de pantallas ya construidos y validados para garantizar la fiabilidad a largo plazo.

Los retos de diseño del equipamiento médico actual
El equipamiento médico utilizado en el entorno sanitario de hoy en día está sujeto a más desgaste que nunca. Muchos equipos, incluso los pesados como, por ejemplo, los dispositivos de imagen, están diseñados para que los muevan y ajusten y cuentan generalmente con interfaces de usuario complejas, como pantallas táctiles o terminales informáticos que deben permanecer en el sitio donde las pongan. Al mismo tiempo, deben cumplirse los estándares industriales de seguridad y manejabilidad.

En un entorno médico, el equipamiento está constantemente en uso y puede estar expuesto a productos de limpieza agresivos o sustancias químicas, temperaturas extremas o peligros biológicos. Además, los pacientes o los trabajadores sanitarios puede que se apoyen en ellos, y al moverlos o transportarlos, las máquinas suelen sufrir golpes y choques.

Un mecanismo de posicionamiento deficiente pasa factura al confort del operador, la eficacia y la satisfacción, lo que suele ser debido a un diseño pobre y una durabilidad no adecuada. Dado que una avería de un equipo crucial puede aumentar el riesgo de tensión del operador con el tiempo, deben diseñarse todos los aspectos del equipamiento médico, incluida la tecnología de posicionamiento, para maximizar el funcionamiento y la manejabilidad.

Los sistemas de posicionamiento de pantallas diseñados para poco uso o con botones o palancas de ajuste no pueden soportar, en general, los rigores del uso diario y los operadores pueden no saber cómo manejarlos, querer tomarse su tiempo para ajustarlos o incluso no darse cuenta de que existe la opción de ajustarlos. Los trabajadores sanitarios pueden dañar los brazos de posicionamiento que disponen de complejos ajustes al intentar forzarlos para colocarlos, lo cual doblará el mecanismo que seguirá siendo operativo pero no en buenas condiciones o hará que tenga que repararse la máquina completa.

En algunos casos los brazos de posicionamiento o los mecanismos de inclinación de la pantalla se moverán como se desee, pero perderán su capacidad de mantenerse permanentemente en una posición o se moverán durante su transporte. A consecuencia de ello, el operador tendrá que realizar continuos reajustes para que el equipo se mantenga en su lugar y tendrá que corregir incluso su propia posición en vez de ajustar el equipo según sus preferencias. Por ejemplo, en lugar de inclinar una pantalla una y otra vez para que esté en su línea de visión, el usuario acabará por inclinarse o mirará de reojo para adaptarse a la posición por defecto de la pantalla. Una durabilidad incorrecta del posicionamiento puede hacer insoportable el uso de un equipo que de lo contrario sería de alto rendimiento, o incluso peor, puede causar la ejecución de la garantía.

Los mecanismos de posicionamiento de calidad mejoran la manejabilidad del equipamiento
El objetivo último de un buen diseño de equipamiento médico es que el aparato sea tan fácil de utilizar que sea invisible, es decir, que no distraiga al operador de sus tareas diarias. El uso tiene que ser intuitivo y ergonómico, que se amolde de forma segura a las preferencias de cada usuario. Un equipamiento bien diseñado mejora, en definitiva, la experiencia del usuario final en vez de añadirle presión o cansancio y tiene que ser duradero.

La tecnología de posicionamiento diseñada con torsión constante establecida ayuda a conseguir estos objetivos, desarrolla los diseños de equipamiento médico y elimina los problemas propios de mecanismos menos sofisticados. Los brazos, los soportes de pantalla y las bisagras de alta calidad ya construidos y diseñados con tecnología de torsión constante son extremadamente fiables y no precisan de mantenimiento o ajustes durante su vida útil.

La tecnología de torsión constante utiliza sistemas de fricción ya construidos para ofrecer una resistencia continua al movimiento. Esto significa que una persona puede, primero, ajustar el equipamiento en la posición más cómoda desde el punto de vista de la ergonomía con el mínimo esfuerzo y, segundo, confiar en la tecnología de posicionamiento para mantener ese ajuste exacto sin deslizamientos incluso cuando se mueva la máquina.

Las soluciones de torsión constante para soportes de pantalla y brazos permiten un posicionamiento sencillo de pantallas y monitores grandes con una sola mano, mejorando ampliamente la experiencia, el confort y la comodidad del operador. Además de los brazos y soportes de posicionamiento, las bisagras de torsión constante también son de uso intuitivo. Estas bisagras tienen un amplio rango de topes de movimiento y son muy útiles para puertas, paneles y tapas pesadas que tienen que ser de fácil apertura y cierre. Las bisagras de torsión constante ofrecen un control preciso, silencioso y con baja vibración que proporciona la agradable experiencia de uso que se espera de un equipamiento de alta calidad.

Las soluciones ya construidas disminuyen los riesgos de diseño
En las primeras etapas de diseño hay que tener en cuenta la fiabilidad y durabilidad del posicionamiento, características muy importantes para la utilidad y longevidad del equipamiento médico. La incorporación de soluciones ya construidas en brazos y soportes de pantalla y bisagras puede garantizar un funcionamiento sin problemas durante la vida del equipo, aumentar la satisfacción del cliente, contribuir al cumplimiento de los cambiantes requisitos médicos de diseño y evitar retiradas del producto, reclamaciones de garantía y cuestiones de seguridad.

Aprovecharse de tecnologías de torsión constante ya probadas es una forma inteligente de reducir los riesgos del diseñador además de ahorrar tiempo y dinero en I+D. Los diseñadores que intentan reducir costes diseñando internamente sistemas de posicionamiento de equipamiento médico o utilizando productos de la competencia concebidos para usos más livianos pueden encontrarse con muchos gastos ocultos. Los costes de construcción, utillaje, pruebas de producto y validación suman, a la vez que se retrasa la salida al mercado o se devuelven los productos por su pobre rendimiento. Si el mecanismo falla, el ingeniero encargado de garantizar que el diseño cumple todos los parámetros de aplicación es a menudo el responsable.

Las soluciones ya construidas diseñadas desde cero para soportar las exigencias del entorno médico ofrecen muchas ventajas, y su fiabilidad ya está comprobada tanto por el fabricante como por otras empresas que las han utilizado. Además, estos componentes permiten realizar unos diseños más optimizados. Por ejemplo, una sola bisagra de torsión constante podrá sustituir una combinación de bisagra/amortiguador de gas de la tapa de una incubadora, ofreciendo una imagen elegante, eliminando piezas salientes y reduciendo los gastos en mano de obra de instalación y montaje. Las soluciones ya optimizadas se pueden encargar según el tamaño del equipo, la carga de funcionamiento, el entorno de trabajo y el color, simplificando así el proceso de diseño.

Particularidades del diseño del equipamiento médico
Los soportes, brazos y bisagras de pantallas bien diseñados y validados pueden ahorrar tiempo en el diseño de equipamiento médico y contribuyen a trasladar el riesgo del diseñador al fabricante a la vez que permiten la reducción de la pieza y aumentan la satisfacción del cliente. La elección de una solución probada ya construida de tecnología de posicionamiento de un proveedor acreditado garantiza que el mecanismo funcione de manera fiable durante la vida útil de la mayoría de equipos, haciéndolo ideal para aplicaciones médicas donde el posicionamiento y el control con precisión son fundamentales para el diseño global.

Las soluciones de tecnología de posicionamiento aseguran la fiabilidad y reducen riesgos en el diseño de equipamiento médico
La serie AV de Southco es una solución de diseño ya construida que funciona de forma intuitiva y ergonómica y garantiza un funcionamiento suave durante la vida útil de la mayoría de equipos.

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP