www.revista-fabricacion.com
Watson Marlow

Empresa de panadería se beneficia de la bomba sinusoidal Certa para aplicación con producto viscoso

Una importante panadería holandesa recurrió a la tecnología de las bombas sinusoidales Certa de Watson-Marlow Fluid Technology Group (WMFTG) después de que su bomba lobular sufriera problemas tales como daños en la integridad del producto y obstrucciones al transferir adobo viscoso. Tal fue el éxito de la unidad Certa que Sonneveld, cuya sede central se encuentra en Papendrecht, cerca de Rotterdam, ya tiene seis bombas instaladas y ha encargado una séptima.

Empresa de panadería se beneficia de la bomba sinusoidal Certa para aplicación con producto viscoso
 
Fundada en 1956, Sonneveld se ha forjado una reputación internacional desarrollando soluciones innovadoras para el sector panadero. Si bien la oficina central y la fábrica principal están en los Países Bajos, Sonneveld también tiene sedes en Bélgica, Reino Unido, Rusia, China, Escandinavia y Hungría, además de representantes de ventas en toda Europa, Medio Oriente, Sudamérica y el Sudeste asiático. Sus productos típicos son las mezclas para pan y pastel, los agentes de glaseado, el mazapán, los rellenos, los adobos y los agentes desmoldantes. Algunos de estos productos son líquidos muy viscosos, lo que suponía una complicación para las bombas lobulares de la empresa.

Sonextra Pomodori (a base de tomates) es un adobo precocinado para varios tipos de pan, desde pan de trigo hasta pan blanco. Tiene la ventaja de reducir al mínimo las pérdidas de la elaboración, ya que los productos de panadería que se acercan a la fecha de caducidad pueden reprocesarse para producir un sabroso bocadito muy particular (los chips de pan). Otros sabores son queso y cebolla y hierbas verdes. El problema de bombeo de Sonneveld se producía en la línea Sonextra.

John de Vos, ingeniero de mantenimiento de la planta de Sonneveld en Papendrecht, relata la historia: “Algunos de los adobos Sonextra contienen hierbas frescas y tienen una consistencia aceitosa, debido a las grasas naturales, lo que suponía un problema para nuestra bomba lobular. La bomba aplastaba demasiado las hierbas y se obstruía periódicamente, lo que causaba un producto deficiente y bastante tiempo de inactividad".

La tarea de la bomba es transferir el adobo entre los contenedores IBC y bidones de 5 litros (recipientes de acero).

Tiempo excesivo de inactividad

"Cada vez que se obstruía la bomba lobular, perdíamos mucha producción, porque para que volviera a funcionar debíamos desmontarla, un proceso lento y difícil", detalla de Vos. "Esto implicaba que tanto la calidad del producto final como el tiempo de inactividad necesario para el mantenimiento eran peores que lo previsto".

Las bombas sinusoidales Certa de Watson-Marlow son especialmente aptas para trabajar con productos viscosos. Sin embargo, fue una llamada al azar de un ingeniero de ventas de Watson-Marlow lo que alertó a Sonneveld sobre sus ventajas.

“Arthur Van Geet, ingeniero de ventas de Watson-Marlow para el sector de alimentos y bebidas, tomó la iniciativa de contactarnos y proponernos las bombas sinusoidales Certa", confirma de Vos. "Si bien siempre somos muy cuidadosos en cuanto a implementar cambios en nuestros procesos de producción, las características de la bomba nos resultaron muy interesantes y parecían ideales para algunos de nuestros productos".

Sin querer arriesgarse, Sonneveld prefirió someter la bomba Certa a una extensa serie de pruebas.

Pruebas satisfactorias

"Desde el principio, la bomba resultó excepcional en casi todos los niveles", afirma de Vos. "Lo más importante para nosotros era el efecto sobre la calidad del producto". La bomba Certa mejoró la calidad del producto final de forma considerable, ya que las hierbas frescas pudieron bombearse con suavidad durante todo el proceso. Esto produjo un producto más agradable, estéticamente hablando, que al usar la bomba lobular.

Para los fabricantes de alimentos, el mantenimiento es crucial por muchos motivos, además de la higiene, como destaca de Vos: "Las bombas Certa tienen una superficie interna completamente suave, lo que evita que quede producto en su interior y las mantiene muy limpias. Si queremos usar la bomba para otro producto, con una simple rutina de limpieza CIP es suficiente. Enjuagamos la bomba con agua caliente, la drenamos y ya podemos comenzar a trabajar con el siguiente producto".

El especialista en productos Georges Paans también está muy satisfecho con la tecnología de bombeo sinusoidal: "Con esta bomba, las hierbas frescas de nuestros adobos quedan intactas y la bomba no se obstruye. Además, la unidad transfiere menos calor al proceso de producción, lo que implica menos cristalización del adobo y una mejor consistencia".

Tres años en operación

Tras las pruebas y los resultados favorables, Sonneveld decidió reemplazar la bomba lobular de la línea de adobos Sonextra por una unidad Certa. Esta bomba ha estado en operación durante unos tres años, bombeando producto con una viscosidad de hasta 8000 cP (que contiene partículas de hasta 7 mm de tamaño) y con caudales de hasta 5000 l/h (a 4 bar). El éxito de las bombas resultó ser el inicio de una excelente relación profesional entre Sonneveld y Watson-Marlow.

"En efecto, un tiempo después, la producción se paralizó por completo debido a que se rompió la bomba de doble sinfín que se usaba en otra parte del proceso", explica de Vos. "El proveedor de la bomba no pudo resolver el problema con rapidez y, lo que es peor, nos pidió que le entregáramos la bomba sin saber siquiera cuánto tiempo o dinero implicaría la reparación. Esto era inaceptable, por lo que decidimos recurrir una vez más a Arthur de Watson-Marlow".

De inmediato, se organizó la entrega a la fábrica de Papendrecht de un modelo de muestra de la bomba Certa propuesta.

“Esto nos permitió reanudar la producción rápidamente y probar a fondo la bomba en condiciones reales", comenta de Vos. “La bomba debía transferir un mejorador de pan, una pasta líquida de alta viscosidad (10,000 cP) y con una capacidad de 7000 l/h (a 7 bar). La unidad funcionó sin problemas y, también en este caso, los resultados nos impresionaron mucho. Además, la rápida reacción de Arthur y la atención excepcional que recibimos nos confirmaron que debíamos elegir a Watson-Marlow otra vez".

Si bien la calidad de la bomba fue un factor clave en la decisión de Sonneveld de usar bombas Watson-Marlow, el grado de compromiso y la atención al cliente se consideran igual de importantes. Esta combinación ha llevado a la empresa a instalar otras bombas sinusoidales Certa.

"Hasta el momento, estamos usando seis bombas Watson-Marlow, y una séptima ya está encargada", concluye de Vos. "Las bombas Certa son perfectas para nosotros, en especial al bombear grasas y agentes desmoldantes, y la excelente atención al cliente ha sido un factor importante en nuestra decisión de seguir usando equipos Watson-Marlow".

www.wmftg.com

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP