IMP is pleased to announce the launch of our newly redesigned websites!

Featuring a brand new look, with more information and a fully responsive layout for all platforms – we hope you’ll find it easier to navigate and find what you’re looking for quickly and efficiently.
If you have any questions or feedback, please let us know by e-mailing us. If you’d like to stay connected on social media, follow us on LinkedIn, Facebook and Twitter.

Get connected… Stay informed…

MEDIAWORLD

Manipulación De Forma Segura De Material Inflamable en La Cadena De Suministro De Productos Químicos

Con la presencia de atmósferas potencialmente explosivas por toda la cadena de suministro de productos químicos, Mark Nailer, Industry Manager para Hyster Europe, habla sobre las soluciones de 360 grados de Hyster® que dan soporte a una manutención eficiente y conforme con la normativa.

“Puede ser suficiente con una chispa o con una superficie caliente para provocar la ignición en las atmósferas explosivas que se pueden encontrar por la cadena de suministro de productos químicos,” dice Mark. “Por lo tanto, el control del calor y las chispas es una consideración de primer orden para las empresas implicadas en la producción, almacenamiento y transporte de productos químicos inflamables.”

Materias primas

La producción y entrega de materias primas a un fabricante es la primera etapa de la cadena de suministro de productos químicos. Estas materias primas potencialmente inflamables lo más probable es que se entreguen, bombeen y almacenen en grandes depósitos. Se pueden encontrar tambores y contenedores IBC (contenedores intermedios para productos a granel) al aire libre y a cubierto, en áreas en las que normalmente estarán trabajando o circularán carretillas elevadoras Hyster® eléctricas o con motor de CI diésel.

Se puede tratar de un área peligrosa de Zona 2*, clasificada por ATEX** como una zona en la que puede haber una mezcla de aire y sustancias inflamables en forma de gas, vapor o nieblas, pero que no es probable que se produzca en el funcionamiento normal. Para prevenir el riesgo de ignición, es vital que solo entren en esta zona carretillas elevadoras protegidas contra explosiones y clasificadas como tal.

Hyster Europe trabaja con socios especialistas, tales como Pyroban, que llevan a cabo conversiones a protección contra explosiones para ayudar a que los equipos de manutención cumplan la legislación local. En aplicaciones en áreas de Zona 2, la conversión Pyroban de una carretilla Hyster® combina detección de gas con diversos métodos de protección contra explosiones, tales como cerramientos con ventilación restringida y refrigeración de temperatura superficial.

“En cuanto a los conductores, es importante que sean conscientes de la presencia de una atmósfera inflamable en un área de Zona 2, por lo que las carretillas Hyster® que trabajan en áreas de Zona 2 se convierten normalmente con sistemas 'activos' de detección de gas,” explica Mark. “Esto significa que si se detectan determinados niveles de gas o vapor en el aire, el conductor recibirá una advertencia audible y visual y que si el nivel se eleva aún más, se puede producir un apagado completo de los equipos.”

Además de los sistemas que alertan al conductor, quienes utilicen carretillas elevadoras Hyster® en áreas de Zona 2 puede ser que necesiten también especificar ruedas, baterías u otros productos auxiliares de tipo especial para reducir el riesgo de electricidad estática que pueda provocar una ignición. Hay disponible una amplia gama de opciones a través de los socios de distribución local de Hyster® .

Aunque lo más habitual es encontrarlos en operaciones en áreas clasificadas como Zona 1, algunas aplicaciones pueden optar por utilizar un sistema de detección de gas 'pasivo' en estas áreas. En lugar de iniciar el apagado de un sistema cuando se detectan niveles peligrosos de gas o vapor, estas carretillas elevadoras se convierten para trabajar en esas condiciones.

Fabricación de productos químicos

Durante la etapa siguiente de la cadena de suministro, las materias primas se mezclan o se procesan para fabricar productos químicos específicos con una gama completa de usos, desde la industria de productos farmacéuticos y cosméticos, hasta la industria alimentaria, de pinturas o de revestimientos.

En estos casos, las carretillas elevadoras Hyster® se utilizan normalmente para transportar los productos químicos y para alimentar con ellos la línea de producción. Las operaciones que mezclan ingredientes se pueden beneficiar de los sistemas de pesaje móviles montados en las carretillas, ya que permiten realizar de forma directa la dosificación desde el tambor o el contenedor.

Utilizando la información del peso, la carretilla puede entregar con exactitud las cantidades requeridas de ingredientes.

Aunque algunas operaciones de fabricación pueden estar en áreas de Zona 2, otras pueden estar clasificadas como Zona 1***, en las que es probable que aparezca una atmósfera explosiva en funcionamiento normal.

“A diferencia de los equipos de Zona 2 que se apagan en presencia de atmósferas inflamables, las carretillas protegidas contra explosiones para Zona 1 deben convertirse de manera especial para poder trabajar en ese tipo de atmósferas,” dice Mark. “Esta protección ‘pasiva’ comprende cerramientos a prueba de explosiones y muchas otras tecnologías que son esenciales para mantener la productividad en las operaciones de estas áreas de Zona 1.”

Al igual que los riesgos por gases o vapores explosivos, los productos químicos en forma de polvos o sustancias pulverulentas combustibles también suponen un riesgo de ignición. Para reducir el riesgo, hay disponibles modificaciones para protección contra explosiones para equipos de manutención diésel y eléctricos de Hyster® que trabajen en áreas de las denominadas Zona 21**** o Zona 22*****.

“Si las atmósferas pulverulentas son un problema, también se puede montar un sistema de filtrado de aire independiente en la cabina de determinadas carretillas para contribuir al confort del operario,” dice Mark. “Y para ayudar a reducir la acumulación de polvos no explosivos alrededor del motor de la carretilla elevadora, algunas carretillas elevadoras Hyster® pueden estar provistas de un ventilador hidráulico reversible que funciona con arreglo a un temporizador automático para expulsar los depósitos de residuos, así como de un filtro de trabajo intensivo que puede ayudar a reducir la admisión de partículas no deseadas.”

Almacenamiento y logística de productos químicos

Después de la fabricación, los productos químicos terminados se almacenan normalmente en Contenedores Intermedios para Graneles (IBC) y en tambores sellados en un área de almacenamiento a cubierto o al aire libre. En estos casos, se emplean habitualmente carretillas elevadoras diésel de Hyster® , tales como la gama Fortens™, o carretillas elevadoras eléctricas de Hyster® para transportar y elevar cargas.

Algunas veces las aplicaciones de productos químicos pueden trabajar con bombonas de gas o tambores particularmente altos que pueden ser difíciles de manejar. Para hacer frente a estas operaciones, hay disponible una cabina alta en carretillas elevadoras Hyster® de modelos seleccionados para proporcionar visibilidad al operario, así como opciones de asiento giratorio o basculante para ayudar a los conductores que necesitan conducir con frecuencia marcha atrás.

“Las conversiones para protección contra explosiones se pueden aplicar a la mayor parte de carretillas Hyster® diésel y eléctricas incluyendo equipos de almacén,” dice Mark. “Esto permite a las aplicaciones seleccionar una solución tal como una Carretilla Retráctil o una VNA que proporcione eficiencia y sea adecuada para su infraestructura, incluso si los equipos van a tener que trabajar en una atmósfera potencialmente explosiva.”

Finalmente, los productos químicos terminados son transportados con frecuencia desde el almacén por una empresa de logística de terceros (3PL) que también necesitará conocer los riesgos y la legislación en torno a la manipulación de productos químicos inflamables.

“Los equipos Hyster® son populares en las compañías de logística gracias a su fiabilidad y su bajo coste de propiedad en operaciones de turnos múltiples,” dice Mark. “ Las empresa 3PL que suscriban contratos de productos químicos tendrán que asegurarse de que las carretillas Hyster® de sus almacenes y sus áreas de almacenamiento en el puerto se actualicen de acuerdo con el nivel correcto de protección contra explosiones.”

Gestión de residuos químicos

Otra área común de Zona 2 que se suele encontrar en la cadena de suministro es el área de almacenamiento de residuos químicos al final del proceso de fabricación, situada normalmente al aire libre en tambores sellados. Típicamente, estos residuos se manipulan con carretillas elevadoras protegidas contra explosiones, aunque algunas operaciones pueden recurrir a la utilización de transpaletas para transportar cargas más pequeñas.

“Algunas operaciones no caen en la cuenta de que incluso las transpaletas manuales pueden generar también una fricción suficiente como para convertirse en una fuente de ignición,” explica Mark. “Sin embargo, trabajando con suministradores expertos, las transpaletas Hyster® se pueden modificar para cumplir las normas Europeas pertinentes de protección contra explosiones.”

Los residuos de productos químicos incluyen agua contaminada, baterías, aerosoles, cola de pegar, pintura, ácido y productos químicos líquidos y en general son recogidos por compañías especializadas que tratan y reciclan los residuos para convertirlos en nuevas materias primas. Muchas de estas operaciones emplean robustas carretillas elevadoras Hyster® que pueden soportar las condiciones tan difíciles y de tanta suciedad que se encuentran con frecuencia en un sitio de gestión de residuos de productos químicos.

Soluciones totalmente conformes

“Además de especificar los equipos protegidos contra explosiones correctos, quienes trabajan en la cadena de suministro de productos químicos tienen que ser conscientes de sus responsabilidades en lo referente a mantener permanentemente la conformidad,” dice Mark.

“Por ejemplo, el mantenimiento y las reparaciones deben ser efectuados únicamente por técnicos con una formación especial para no comprometer los sistemas de protección contra explosiones ajustados con gran precisión, y pueden ser necesarias piezas de recambio especializadas,” continúa diciendo.

Asimismo, en lo relativo a mantenimiento, son necesarias Auditorías de Seguridad Anuales de la protección contra Explosiones (Ex-ASAs)****** junto con Exámenes Exhaustivos******* para garantizar que se cuiden los equipos con la debida atención a la seguridad.

Para evitar tiempos de inactividad fuera de servicio, la red global de distribuidores Hyster® locales presta soporte a las aplicaciones de la industria de productos químicos para la planificación y gestión de los requisitos específicos de mantenimiento de los equipos protegidos contra explosiones de Hyster® .

www.hyster.com

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP