La Airbus Perlan Mission II se eleva a más de 62.000 pies, estableciendo un segundo récord mundial de altitud y traspasando la Línea Armstrong

2018-10-02
La Airbus Perlan Mission II, la primera iniciativa del mundo para llevar una aeronave sin motor hasta la frontera con el espacio, volvió a escribir una página de la historia ayer en El Calafate, Argentina, remontando el vuelo hasta entrar en la estratosfera y alcanzar una altitud barométrica de más de 62.000 pies (60.669 pies de altitud GPS). Esto estableció un nuevo récord mundial de altitud de un planeador, a la espera de su validación oficial.

El planeador presurizado Perlan 2, diseñado para alcanzar los 90.000 pies de altitud, traspasó la Línea Armstrong, el punto de la atmósfera a partir del cual la sangre de un ser humano desprotegido hierve si su avión se despresuriza.

Esto supone un segundo récord mundial de altitud en un planeador para Jim Payne y Morgan Sandercock, los mismos dos pilotos del proyecto Perlan que consiguieron llegar con el Perlan 2 a 52.221 pies de altitud GPS el 3 de septiembre de 2017, en la misma remota región de la Patagonia argentina. La marca de 2017 superaba el récord anterior, establecido en 2006 con el Perlan 1 no presurizado por el fundador del proyecto Perlan, Einar Enevoldson, y Steve Fossett.

“Este es un momento tremendo para todos los voluntarios y patrocinadores de la Airbus Perlan Mission II que se han entregado por completo para convertir en realidad esta iniciativa aeroespacial sin ánimo de lucro”, ha dicho Ed Warnock, CEO de The Perlan Project. “Nuestra victoria de hoy, y cualquier otro hito que podamos alcanzar este año, son testimonio del espíritu pionero de exploración que caracteriza a todas las personas involucradas en el proyecto y a la organizaciones que nos apoyan”.

“El término innovación es un vocablo habitual en el sector aeroespacial del momento, pero Perlan encarna el verdadero espíritu creativo y la forma de pensar que son la base de los valores de Airbus”, afirma Tom Enders, CEO de Airbus. “El proyecto Perlan está consiguiendo lo aparentemente imposible y nuestro apoyo a este esfuerzo manda a nuestros empleados, proveedores y competidores el mensaje de que no nos contentaremos con ser nada menos que extraordinarios”.

Otro logro inédito del proyecto Perlan este año ha sido el uso de un avión remolcador especial de gran altitud en lugar del tipo utilizado normalmente para planeadores. Durante el vuelo de ayer, el Perlan 2 fue remolcado hasta la entrada a la estratosfera por unturbohélice Grob Egrett G520, un avión de reconocimiento a gran altura modificado para esta misión a principios de verano. Operado por AV Experts, LLC, y pilotado por el jefe de pilotos Arne Vasenden, el Egrett soltó al Perlan 2 a unos 42.000 pies, aproximadamente el techo de servicio de un Airbus A380.

Para poder elevarse hasta las zonas más altas de la atmósfera terrestre, los pilotos del Perlan 2 aprovechan las olas estratosféricas de las montañas, un fenómeno meteorológico que se crea cuando las corrientes de aire ascendentes que se producen detrás de las cordilleras se ven reforzadas significativamente por el vórtice polar. Este fenómeno solo se produce durante un breve período cada año y en pocos lugares de la Tierra. Enclavada en la cordillera de los Andes en Argentina, la zona que circunda El Calafate es uno de los escasos lugares en los que estas corrientes de aire ascendentes pueden alcanzar altitudes de 100.000 pies o superiores.

Construido en Oregón y basado en Minden, Nevada, el planeador Perlan 2 incorpora una serie de innovaciones exclusivas que posibilitan su ambiciosa misión:
Una cápsula de fibra de carbono con un singular sistema pasivo de presurización de la cabina de gran eficiencia, que elimina la necesidad de compresores pesados y de gran consumo energético.

Un sistema exclusivo de respiración de lazo cerrado en el que el único oxígeno utilizado es el metabolizado por la tripulación. Es el sistema más ligero y eficiente para una cabina sellada y su diseño ofrece aplicaciones para otros aviones que alcanzan grandes altitudes.

Un “sistema de visualización de olas” de a bordo que presenta gráficamente las zonas de aire ascendente y descendente en la cabina. En los vuelos comerciales, seguir las corrientes de aire ascendente permitiría ascender más deprisa y ahorrar combustible, a la vez que ayudaría a los aviones a evitar fenómenos peligrosos como la cizalladura del viento y corrientes descendentes severas.

A diferencia de los aviones de investigación de motor, el Perlan 2 no incide en la temperatura o la química del aire que lo rodea, por lo que constituye una plataforma ideal para estudiar la atmósfera. Los experimentos que transporta en su bodega de instrumentos están permitiendo nuevos descubrimientos relacionados con el vuelo a gran altura, el tiempo atmosférico y el cambio climático.

Esta temporada, el Perlan 2 está volando con experimentos desarrollados por el comité científico y de investigación del proyecto Perlan, junto con proyectos creados en colaboración con organizaciones y escuelas de Estados Unidos y Argentina. Entre los proyectos actuales de investigación de Perlan 2 figuran:

- Un experimento que mide los efectos de las radiaciones a grandes altitudes, diseñado por estudiantes de la Cazenovia Central School y la Ashford School en Connecticut. Este proyecto se está llevando a cabo en coordinación con Teachers in Space, Inc., una organización educativa sin ánimo de lucro que promueve el interés de los estudiantes por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.
- Una grabadora de datos de vuelo, desarrollada por el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF) argentino.
- Una segunda grabadora de datos de vuelo, diseñada por los estudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) argentina.
- Un instrumento medidor de las condiciones en el espacio (radiaciones).
- Un experimento titulado “Marshmallows in Space”, desarrollado por el Museo de la Ciencia y del Descubrimiento de Oregón para enseñar el proceso científico a los preescolares.
- Dos nuevos sensores medioambientales, desarrollados por el proyecto Perlan.

www.airbus.com