Transductores fiables de precisi贸n para alta tensi贸n y corriente en aplicaciones ferroviarias

2018-10-11

Foto: Los sensores de corriente y voltaje con certificación EN 50463 permiten una facturación precisa y transparente

Tras la liberalización del mercado de material rodante cada vez son más las compañías que utilizan las infraestructuras ferroviarias existentes. Por ello, los trenes están equipados con sistemas de medición de energía que permiten seguir el consumo de energía de los diferentes operadores y facilitan una facturación transparente. Sin embargo, si no se dispone de transductores fiables y de alta precisión los datos de consumo de energía solo tienen un uso limitado. Los sensores de corriente y voltaje con certificación EN 50463 de la serie ProLine P 50000 de Knick han sido desarrollados para realizar mediciones precisas en material rodante y proporcionan la base para una medición precisa del consumo de energía. Los dispositivos se utilizan en equipos de protección y seguimiento, inversores de tracción y convertidores auxiliares. Además de utilizarlos para la medición de corriente y voltaje también se emplean en la detección de cortocircuitos. Los transductores de Knick se caracterizan por tener aislamiento de 3 puertos que elimina completamente los errores de medición que de otra forma se producirían debido a la conexión galvánica de la señal de salida y la fuente de alimentación auxiliar. Por otra parte, los dispositivos se autocontrolan continuamente e indican su estado mediante una salida de diagnóstico. Todas las unidades P 50000 se pueden integrar en entornos de sistemas ya existentes sin necesidad de esfuerzos adicionales ya que transmiten los valores medidos como señales estándar analógicas flotantes de 0/4... 20 mA o 0... 10V.

Se garantiza la máxima flexibilidad mediante la fuente de alimentación integrada para todos los voltajes típicos del sector ferroviario y una protección táctil global que incluyen todos los terminales de entrada. Esta gama de transductores ProLine engloba a todos los modelos de características especiales como el transductor de corriente P 51000 que proporciona detección de sobrecarga para corrientes en el rango de kA mediante una resistencia shunt. Con este dispositivo ni los campos electromagnéticos fuertes afectan a los resultados de medición. La serie ProLine P 50000 ofrece el transductor compacto P 52000 para la detección precisa de voltajes nominales utilizados normalmente en aplicaciones ferroviarias (750, 1500, 3000 V CC) que destaca por el aislamiento de los contactos y conexiones de alta tensión garantizando así la ausencia de peligrosas interferencias recíprocas con los demás componentes. Este transductor puede instalarse sin necesidad de mantener distancias concretas de seguridad.

Los dispositivos de la gama ProLine P 50000 cumplen todos los requisitos normativos de uso en material rodante y en subestaciones de energía de tracción según las normas EN 50155, EN 50124 y EN 50123-1. Poseen EMC según normas EN 50121-1 y EN 501-3-2, y protección contra fuego hasta nivel de peligro HL3 según norma EN 45545-2 (2016). Los dispositivos soportan vibraciones y golpes según norma EN 61373. Tienen clasificación de temperatura TX (-40° C a 85° C) según norma EN 50155/EN 50121-1, y clasificación de altitud AX según norma EN 50155. Proporcionan separación de protección mediante aislamiento reforzado hasta grado de contaminación 3 y categoría de sobretensión 3. Tienen carcasas protectoras que cumplen la norma EN 50153. Los transductores P 50000 alcanzan un tiempo medio entre averías MTBF de 155 años. Knick ofrece una garantía de 5 años para estos dispositivos.