Su fuerza está en el sistema

2018-07-10
Walter, con sede en Tubinga (Alemania), presenta la fresa de escuadrar M4130, fiel continuadora del concepto en el que se inspira el sistema M4000: ahorro de costes mediante el uso de plaquitas de corte universales independientes del tipo de herramienta y aplicación.

En el caso de la M4130, esto afecta a las plaquitas de corte estandarizadas con forma básica romboidal y ángulo de incidencia de 15°, que pueden utilizarse también en fresas erizo y fresas de taladrar de la familia M4000.

Las plaquitas de corte de 2 filos sinterizadas se pueden encontrar en 3 tamaños distintos, cada uno de ellos disponible en 3 grados con recubrimiento de CVD y 3 grados con recubrimiento PVD. Entre sus puntos fuertes destacan la alta flexibilidad y, sobre todo, su rentabilidad.

Según Walter, gracias a su corte suave, las fresas de escuadrar M4130 con capacidad de inmersión resultan particularmente idóneas para el desbaste de acero, fundición de hierro y aceros inoxidables así como para materiales de difícil mecanizado. En especial para operaciones como escuadrado, mecanizado en rampa, fresado de ranuras y fresado por interpolación circular.

La fresa con ángulo de ataque de 90° está disponible de forma estándar con profundidades de corte de 8, 13 y 16 mm, en un rango de diámetros de 16 a 100 mm. Como herramienta especial en un rango de diámetros claramente mayor. La fresa M4130 forma parte del programa de suministro rápido Walter Xpress, y su proceso de fabricación tiene en cuenta la compensación de emisiones de CO2 según Walter.

www.walter-tools.com/es